Home

Social media

La Educación que se Auto Financia

¿Cuál es la genial idea?

  1. Aprender para Ganar: Escuelas que ofrecen una educación práctica y de gestión de empresas que permite a los jóvenes salir de la pobreza.
  2. Instituciones Financieramente Sostenibles. Las escuelas pueden ser autosuficientes financieramente sin cobrar matrículas o tener que depender del gobierno si se financian mediante la enseñanza del espíritu empresarial dentro de un negocio real que es propiedad de la escuela y que genera beneficios reales.

Escuelas para el éxito

La mayoría de jóvenes en los países más pobres acaba trabajando por cuenta propia, pero generalmente nunca se les ha enseñado cómo tener éxito en un negocio. Sin embargo, las escuelas de Teach A Man To Fish preparan a los jóvenes para la vida, transformando a los vulnerables y poco valorados en graduados seguros de sí mismos, que son capaces de ganarse la vida y mantener a sus familias.

En cierto modo, estamos consiguiendo que las escuelas actúen como incubadoras de negocios, inspirando a los niños sin recursos a convertirse en emprendedores del éxito. Al mismo tiempo, estamos ayudando a las escuelas a financiar mejoras en sus instalaciones educativas y a disminuir los precios de las matrículas en el proceso.

¿Cómo funciona?

Junto con las asignaturas académicas tradicionales, nuestras escuelas enseñan, además, gestión de empresas y habilidades prácticas mediante la administración de sus propios negocios lucrativos. Estas empresas de la escuela – que van desde la apicultura a talleres de carpintería – ganan dinero para el centro, lo que cubre las instalaciones y los costes de la enseñanza. Y, lo que es más importante, estos negocios actúan como plataforma para que los estudiantes desarrollen sus destrezas emprendedoras y prácticas. Así, cuando se gradúan, dejan la escuela empoderados y listos para triunfar autónomamente, en la educación superior y en la vida.

Es una estrategia beneficiosa para todos

Lo mágico de este enfoque es que las empresas de la escuela ofrecen un valioso feedback para garantizar que la educación que se ofrece es de buena calidad y relevante. Los profesores deben actualizar constantemente sus prácticas para seguir el ritmo del mercado, lo que significa que los estudiantes salen de la escuela con las destrezas demandadas hoy en día y no ayer.

Mayores recursos para la escuela se traducen en profesores mejor pagados y más motivados. Si a esto añadimos los incentivos por rendimiento basados en los resultados académicos de los estudiantes, el resultado final es, consecuentemente, una enseñanza de mayor calidad.

Para saber más, puede leer sobre el modelo de Escuelas Autosuficientes.


Antecedentes

El problema: la pobreza

  • Vivimos en una época en la que millones de personas en países en vía de desarrollo tienen que sobrevivir con menos de 2 dólares al día.
  • La pobreza es la causa de que más de 121 millones de niños en todo el mundo no reciban educación.
  • Solo la mitad de los niños en países en vías de desarrollo asiste a la escuela secundaria. En África sub sahariana esta cifra se reduce a un cuarto.

Es un círculo de pobreza crónica. Los jóvenes no van a la escuela porque sus familias no pueden pagar los precios de las matrículas. En el futuro, no tienen habilidades para valerse por sí mismos así que se convierten en adultos pobres. Y una vez más, no pueden pagar las matrículas de las escuelas de sus hijos.

La solución: educación

La educación es una herramienta muy poderosa para generar trabajo, mejorar los ingresos y ampliar las oportunidades disponibles para los jóvenes en los países en vía de desarrollo. ¡Realmente es la mejor forma de salir de la pobreza!

El problema, sin embargo, no es sólo la falta de acceso a la educación por parte de los pobres. También se debe tener en cuenta la calidad y la relevancia de la educación. Por ejemplo, la mayoría de las personas que viven en la pobreza extrema dependen de la agricultura para ganarse la vida y, aún así, muy pocos sistemas educativos en los países en vía de desarrollo ofrecen educación agrícola práctica a nivel escolar. Y, donde se enseña, normalmente se hace desde una perspectiva académica, por ejemplo, cómo crecen las plantas, en lugar de una perspectiva de ganarse la vida con ello, por ejemplo, cómo sacar dinero de la agricultura.

El reto: financiación

Si los gobiernos de los países en vía de desarrollo tuvieran suficiente financiación para ofrecer una educación de primera categoría para aquellos que la quieren, la pobreza estaría mucho menos extendida. La realidad es que mientras los gobiernos continúan luchando para financiar la educación básica – que es su prioridad, como debe ser – el área de vital importancia que supone la educación vocacional continua, de manera significativa, cuenta con una financiación insuficiente. Afrontar los inmensos desafíos de la educación global requiere más que compromisos financieros a gran escala, requiere soluciones que sean tanto escalonadas como sostenibles financieramente.

Estas cuestiones exigen soluciones prácticas:

  • En los estados débiles que se recuperan de un conflicto, si construimos las escuelas hoy, ¿quién pagará por su mantenimiento el día de mañana?
  • Para los más vulnerables, desde los huérfanos del VIH hasta los trabajadores infantiles, ¿cómo podemos hacer la escuela accesible y relevante a sus necesidades?
  • Donde la educación de las niñas se considera menos útil, ¿cómo podemos revestirlas de poder para que sean conscientes de toda su valía?

Nuestra respuesta es La Educación que se Auto Financia– un enfoque que hemos desarrollado y que está hecho a la medida y de forma única para dirigirse a estos asuntos. Es un enfoque que puede beneficiar a millones. Nuestro compromiso es hacer que esto suceda. Nuestro compromiso es dar el pistoletazo de salida a una revolución educativa en los países en vías de desarrollo!


Registered charity no. 1112699 | © 2011–Forever, Teach a Man to Fish UK Ltd | Website by SNÖGRAFX

Powered by Drupal, an open source content management system